Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima

Blog de salud del hospital del grupo sanitario Vithas en Galicia

Juegos, juguetes y regalos

Reyes Magos

Sigmund Freud escribía que todo niño cuando juega se convierte en un poeta, ya que es capaz de crear un mundo propio que va a contener las cosas de su mundo real pero en un nuevo orden imaginario en el que se siente más a gusto. La imaginación es uno de los elementos más importantes para la creatividad pero no solo para la creación literaria sino también para crear nuevas tecnologías.

En el niño, jugar es fundamental para desarrollar los elementos psíquicos antes dichos: imaginación y fantasía. Pero además jugar favorece la socialización por la que descubre las personas que le rodean, integrándose en su comunidad.

Por todo ello debemos tener en cuenta que los juguetes que estos días regalemos deben favorecer y contribuir a desarrollar tanto la imaginación o la fantasía como la socialización. A pesar de que cada niño va a llevar su propio camino para desarrollar estos elementos psíquicos, camino que tiene que ver con sus deseos, con sus vivencias o como se han desarrollado sus propias inquietudes, lo recomendable a la hora de hacer un regalo a un niño es conocer sus aficiones y sus aspiraciones; no siempre el juguete más popular o más caro es el más adecuado en algunos casos y tampoco el acopio de juguetes es lo más beneficioso ya que produce hartazgo y puede producir aislamiento social.  Dentro de la dinámica infantil debemos tener en cuenta que muchas veces el juguete más deseado no es el que se posee sino el que tienen otro niño y que es conocido el juguete que más alegremente celebra un niño es el último que recibe.

Para mejor contribuir al desarrollo de la imaginación, el acto del regalo debe además tener un factor sorpresa e incluso de misterio en la entrega y obviamente deben contribuir al descubrimiento de una nueva actividad que les proporcione bienestar. Los juguetes bélicos no van a hacer a los niños más agresivos ni los didácticos más inteligentes. La inteligencia y la agresividad son procesos vitales en los que intervienen múltiples factores biográficos, pero si debemos tener en cuenta que no es bueno que un niño reciba solo juguetes de uno de estos tipos y peor aún es que dichos juguetes no le permitan interactuar con los niños de su entorno ni desarrollar su fantasía.

Tiburcio Angosto Saura

Psiquiatra. Hospital Vithas NªSª de Fátima (Vigo)

Anuncios

Los comentarios están cerrados.