Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima

Blog de salud del hospital del grupo sanitario Vithas en Galicia

¿Has empezado a incorporar la actividad física y hábitos saludables a tu día a día? Te contamos cómo hacerlo en 5 pasos

1 comentario

Después de las vacaciones se acaban y no es extraño darnos cuenta que, durante esa terapéutica pausa, nos demos cuenta de que nos hemos “pasado un poco” con las “libertades” respecto a la dieta. ¿No has empezado a incorporar hábitos saludables a tu día a día? Siempre es un buen momento para empezar, por eso os dejamos  5 consejos prácticos de  una de nuestras profesionales, Maria Jesús Fariñas. ¡Son muy útiles para que podáis bajar de peso fácilmente y recuperar una rutina saludable!.

Anímate a llevar una vida sana- Consejos del Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima

Anímate a llevar una vida sana- Consejos del Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima

1. Hacer ejercicio regularmente

Toda dieta para adelgazar tiene que ir acompañada de un aumento de la actividad física para conseguir los resultados esperados y lo más efectivo es volver poco a poco al ejercicio regular. La primera semana es aconsejable practicar ejercicio de intensidad moderada e ir aumentando progresivamente. Es necesario establecer horarios y rutinas, la regularidad es mucho más efectiva y sana que la intensidad. Tampoco es sano realizar jornadas demasiado estrictas e intensivas ya que pueden aparecer agujetas o lesiones que no nos permitirán seguir con la actividad. Los deportes más adecuados para practicar después del verano son el running, el jogging, la bicicleta, la comba, o apuntarse a un gimnasio y seguir el plan que vuestro entrenador personal os proponga.

2. Tener una dieta equilibrada

Tampoco hace falta  empezar con una dieta muy estricta a base de fibra y yogures desnatados los siete días de la semana, pero sí es necesario volver a poner los pies en la tierra y dejar de organizar comidas y barbacoas día sí y día no. Lo mejor es contactar con un nutricionista que establezca las mejores claves de una dieta saludable, o si ya lo has hecho antes, establece tú mismo tus límites y trata de ser equilibrado con tus comidas. Una dieta saludable debe ser variada pero eso no implica eliminar los hidratos de carbono (como la pasta o el pan) por completo, en vez de eso, lo mejor es consumirlo de forma moderada, acompañado de alimentos ligeros sin mezclarlos con comida rica en grasas. Hay que tomar cereales altos en fibra, frutas y verduras diariamente (al menos cinco piezas) y beber dos litros de agua al día para eliminar toxinas e hidratarse. Intenta alejarte de los refrescos y bebidas azucaradas así como de la comida rápida, los productos light o las grasas saturadas

3. Come cinco raciones al día

Es muy importante tener las raciones bien estructuradas y separadas para evitar grandes atracones en una sola comida. Comer menos cantidad de una sola vez pero continuamente a lo largo del día es mucho más sano y ayuda al cuerpo a adelgazar y no retener líquidos ni grasas. Evita sustituir las comidas por ensaladas o menestra de frutas como plato único es algo muy recurrente cuando se está a dieta, lo que conseguimos es saciarnos temporalmente y tener hambre al poco tiempo. No te saltes las comidas con la idea de que adelgazas más rápido, lo que realmente puede pasar es un “efecto rebote” y ganar más peso a cambio

4. Haz planes y sal con amigos

Lo mejor es estar relajado  y ser lo más flexible y espontáneo que puedas, de esta forma no pensarás tanto en comer y picotear. Por eso te aconsejamos que salgas a dar una vuelta ve al cine o  de compras para tener el tiempo ocupado y la mente despejada. Es necesario evitar el estrés, ya que cuando uno se siente estresado tiende a comer de forma compulsiva y se consumen alimentos más calóricos y dulces.

5. No abandones

Ponerse en forma lleva su tiempo así que no te preocupes si en una semana aún no notas resultados a simple vista, tu cuerpo necesita pasar por algunas fases para adaptarse antes de tonificarse y adelgazar. No pasa nada si algún día no vas al gimnasio o te saltas la dieta con algún capricho, es algo completamente normal y también necesario para nuestra propia felicidad, aunque no hay que hacer de ello un hábito constante. Lo importante es seguir adelante con el plan que te propones y no abandonarlo, si dejas el gimnasio durante una semana debes volver la siguiente y seguir adelante con tu trabajo o sino perderás el hilo y el esfuerzo habrá sido en vano.

Tampoco es bueno obsesionarnos con nuestro peso y pesarnos todos los días a todas horas, lo único que generamos es más ansiedad y frustración.

Y una vez dicho todo esto ¡anímate a llevar una vida sana!

Anuncios

Un pensamiento en “¿Has empezado a incorporar la actividad física y hábitos saludables a tu día a día? Te contamos cómo hacerlo en 5 pasos

  1. Pingback: ¿Has empezado a incorporar la actividad física y hábitos saludables a tu día a día? Te contamos cómo hacerlo en 5 pasos | xabierlopezescalante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s