Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima

Blog de salud del hospital del grupo sanitario Vithas en Galicia

Algunas consecuencias inesperadas de una mala circulación

Deja un comentario

El sistema linfático (ganglios, vasos linfáticos, adenoides, amígdalas, timo y bazo) es el encargado de eliminar de los tejidos los líquidos, proteínas y complejos moleculares que no llegan por si solos al sistema venoso, ya que ayuda para puedan expulsarse a través de otras vías.
También a través de él se absorben los nutrientes del aparato digestivo para transportarlos a las venas subclavias, además de contribuir a la defensa del cuerpo contra los organismos patógenos encargándose de la fabricación de anticuerpos en los ganglios linfáticos y el filtrado de sustancias extrañas (bacterias, células tumorales…).23063142621_bd7dcfe64e_oEn cierto modo podríamos decir que se trata de uno de los grandes desconocidos, y que cuando falla, o no circula correctamente, hace que aparezcan diversos problemas circulatorios, sistema al que pertenece, las patologías relacionadas con el sistema linfático pueden asociarse a muchas enfermedades; pero algunas de ellas pueden resultar extrañas ya que no suelen relacionarse con él, como es el caso de:

  • Insomnio.- Las insuficiencias cardiacas, o las arritmias, algunas de las cuales están asociadas directamente a problemas linfáticos, pueden alterar el ritmo circadiano de una persona, provocando incapacidad para conciliar sueño o de permanecer dormido.
  • Estrés.- Los problemas circulatorios tienen entre otras consecuencias un menor tiempo de reacción o de comprensión, lo que ocasiona que después tengamos la necesidad de apurar más, es decir, de que tengamos más estrés.
  • Resfriados.- Una de las consecuencias de los resfriados es la congestión nasal. Una de las funciones del sistema linfático es eliminar las sustancias de deshecho y está demostrado que el drenaje linfático permite prevenir, o aliviar la congestión nasal.
  • Acné.- El acné vulgar es una hinchazón sebácea de la piel. El aumento de la circulación sanguínea –y por tanto también de la linfática- mejora la tonalidad de la piel y reduce las líneas finas y arrugas del tejido facial, lo que en personas que padecen acné hace que se note menos.
  • Estreñimiento.- Al haber una menor circulación, o una circulación deficiente- todo el sistema digestivo tiende a ralentizarse, incluído su sistema de depuración, que es la función defecadora, provocando consecuentemente problemas de estreñimiento.

Tratamiento a través de masaje terapéutico indoloro

Una de las soluciones para este tipo de problemas es el drenaje linfático manual (DLM) que consiste en una serie de masajes que mediante movimientos manuales realizados por un fisioterapeuta titulado ayuda a activar el sistema linfático.

Esta técnica se suele realizar en cuello, cara, abdomen, brazos, nuca, zona dorsal o lumbar, glúteos y piernas. En algunos casos, incluso, se realiza en puntos intrabucales. El tratamiento es siempre, personalizado, y tiene una duración mínima de 50 minutos.

Este tipo de masajes está especialmente indicado entre otras muchas patologías para el tratamiento del linfedema, sinusitis, migraña y la eliminación de edemas traumáticos e. Además, tiene otras aplicaciones para tratar las secuelas linfáticas post-quirúrgicas, especialmente en las cirugías estéticas, ya que reduce cicatrices.

Las maniobras manuales son muy suaves y generalmente indoloras para el paciente. El tiempo que dura una sesión es variable, pero no será menor de una hora si se quiere realizar un tratamiento completo.

El objetivo final, es activar la circulación de la linfa, para que ésta no se estanque ni se sature de substancias de desecho o gérmenes nocivos. Las maniobras específicas del drenaje linfático manual van dirigidas a favorecer el paso de la linfa hacia los ganglios linfáticos regionales superficiales.

¿Es para todo el mundo?

Este tipo de masajes para mejorar las funciones esenciales del sistema linfático puede realizarse a cualquier edad pero no se puede aplicar, sin embargo, a todos los tratamientos y personas, ya que al tratar directamente el sistema circulatorio, puede tener complicaciones asociadas a otras dolencias.

Así, este masaje está contraindicado en casos de trombosis, heridas o infecciones  agudas, edemas linfodinámicos, inflamación aguda como la gota, o el cólico nefrítico, algunas enfermedades autoinmunes (lupus, o artritis reumatoirde) o tiroideas, Insuficiencia cardiaca descompensada, así como en algunos casos de alteraciones de la tensión arterial, entre otros.

En definitiva, aunque son muchas las ventajas de este tipo de tratamientos, es conveniente que antes de someterse a ellos tenga una consulta con su médico de confianza para que le indique la idoneidad del tratamiento. Además, en nuestros centros Vithas Salud Fisium, el médico rehabilitador está en constante contacto con los fisioterapeutas por lo que puede hacer un seguimiento detallado de su caso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s