Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima

Blog de salud del hospital del grupo sanitario Vithas en Galicia

Día Internacional de la Enfermería: La calidad asistencial no es de un solo día

Deja un comentario

Hoy, 12 de mayo, es el Día Internacional de la Enfermería. Con ese motivo, la directora de Enfermería del Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima, Amelia Rodríguez Fernández, ha escrito este post con el que ha querido reconocer la labor diaria de este colectivo, imprescindible en cualquier entidad sanitaria.

Día Internacional de la Enfermería 2016

Cartel conmemorativo del Día Internacional de la Enfermería en Vithas Fátima

 

En el Día Internacional de la Enfermería, el Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima quiere reconocer a este colectivo profesional imprescindible en cualquier entidad sanitaria.

Es la Enfermería, el profesional sanitario más numeroso; el que permanece al cuidado del paciente las 24 horas del día. Y el que está presente en la vida de las personas en los momentos más importantes desde el punto de vista vital: la Enfermería está presente en el nacimiento, en los momentos de dolor por enfermedad, en los desastres climatológicos, guerras, situaciones de refugio, y en el último momento del ciclo vital.

La necesidad de la enfermería es universal

Mucho han cambiado los roles de las enfermeras desde la época de nuestra pionera Florence Nightingale (1820-1910), mujer decidida y valiente, capaz de enfrentarse a una sociedad acomodada a la cual pertenecía para dedicarse al cuidado de los enfermos y organizar la asistencia por pabellones dependiendo del nivel de dependencia y gravedad.

Ha sido la primera en definir y organizar unos estudios de enfermería, y fundadora de la primera escuela de Enfermería.

Es en el año 1977, cuando la profesión enfermera se consolida como una disciplina universitaria, y permite el gran desarrollo de la profesión hacia las especialidades; y el Plan Bolonia, el grado y doctorado. Hoy ya son numerosos los doctores y doctoras en Enfermería, con una importante labor investigadora.

Pero a pesar del gran impulso, todavía queda mucho por avanzar.

Sin embargo, todos los avances y progresos de la profesión han de ir encaminados a prestar la mejor asistencia y el más alto nivel de cuidados.

Los cuidados son un elemento básico de toda relación humana y, en ese sentido, son un índice de humanización.

Alto grado de humanidad

“Dime como cuidas y te diré el grado de humanidad al que has llegado”. Esta frase la leí recientemente en un artículo de una revista de enfermería, y he pensado al leerla, en las enfermeras de nuestro hospital. En el alto grado de humanidad que todas cada día demuestran. En sus largas y tediosas jornadas, en sus cargas de trabajo, y en las dificultades a las que se enfrentan cada día.

Son todas y todos parte muy activa e indispensable de un equipo multidisciplinar.

Con los que se cuenta para poner en marcha todas las iniciativas de mejora de la calidad, y sobre las que recae la mayor carga de trabajo, y ¡contentos! Porque van a mejorar los procesos que permitan atender mejor a sus pacientes (los sienten suyos) y con un índice más alto de calidad asistencial, que garantice la seguridad.

En este sentido, esperanzados en la Joint Commision International.

Del tratar al cuidar

Son las que mejor conocen la importancia del cuidar, y como se ha evolucionado en el conocimiento de atender a los pacientes y sus familias, ampliando el concepto: “Del tratar al cuidar”.

En el medio hospitalario, el personal de enfermería es el colectivo profesional en contacto constante y personal con el paciente las 24 horas del día, los 365 días del año. El que vive más de cerca los miedos, inquietudes, incertidumbres y preocupaciones de los pacientes y sus familias. Es el equipo de apoyo, el que siempre está para dar una respuesta a una llamada, el que resuelve dudas, el que, con dedicación, atención y profesionalidad, proporciona lo necesario para que el paciente este confortable, confiado y seguro.

Quiero recordar y reproducir, las palabras de reconocimiento escritas por el escritor Jose Luis Sampedro, dedicadas a la Enfermería, después de una experiencia hospitalaria:

“Esta última dolorosa experiencia supuso mi constante convivencia con todas las enfermeras, llegando a conocerlas y a verlas en acción como sin duda no las ven muchos, pues para mí, no eran meras técnicas ni colaboradoras, sino compañía, esperanza, alivio, seguridad y confianza”.

“Cuando se está aislado en una habitación horas y horas, viendo cambiar la luz en la ventana, el abrirse la puerta ofrecía sorpresas muy distintas. Si era el médico, siempre le acompañaba la incertidumbre inicial: ¿traía buenas o malas noticias? ¿Cómo evolucionaba el caso? Si era la enfermera su aportación era siempre positiva: la hora de la medicina, o de la tensión, o la temperatura, el alimento o la bebida, el comentario animador…. El mero hecho de verla moverse por la habitación era una garantía de seguridad, de amparo”.

“Y es que la enfermera aportaba un gran ramo de valores humanos, de los que ahora tanto se mencionan y tan poco se aplican (…)”.

Maravillosa manera, como solo lo hacen las personas sensibles, de expresar el reconocimiento a la labor de la Enfermería.

Cuando por razones de enfermedad se pierde la verticalidad, el miedo y la preocupación nos acompaña; y todo se ve de forma diferente. Todos vivimos o viviremos en nuestra vida alguna situación en la cual tendremos que necesitar para nosotros o para personas que queremos, del apoyo y cuidado del personal de Enfermería. Sin embargo, hasta ese momento, la mayoría no es consciente de su valor.

Pequeño es el ser humano, que no es consciente de la grandeza del otro y vive pensando que la vida no cambia, cuando en tan solo en un segundo todo puede girar y dar la vuelta. En ese instante, tendremos lo que hemos ofrecido.

El nivel asistencial no se consigue en un solo día

El nivel asistencial no se consigue en un solo día; y el día que para nosotros lo necesitemos, ¡tendremos el nivel por el que hayamos apostado!

Vivimos difíciles y convulsos momentos sociales, pero las necesidades de las personas permanecen; serán distintas, pero serán necesidades. Y la Enfermería tiene conocimientos y capacidad para adaptarse a cada momento social, aportando valor y actuando como elemento generador de cambio. Su implicación en educación sanitaria tiene una proyección claramente positiva en la comunidad.

Enfermería colabora socialmente desde distintos prismas: asistencial, docente, investigador y comunitario.

Hoy es un día señalado, dedicado a personas especiales y sensibles a la preocupación y el dolor; que dedican esfuerzos al cuidado de las personas, y contribuyen al desarrollo de la organización.  Es momento de reconocer y agradecer el esfuerzo y la profesionalidad de nuestra Enfermería.

¡GRACIAS! Por vuestro valor, por el gran nivel profesional, por la dedicación y colaboración.

¡¡¡FELIZ DÍA DE LA ENFERMERÍA!!!

Hágase extensivo este reconocimiento a todas las personas dedicadas al cuidado de nuestros pacientes.

Amalia Rodríguez Fernández.

Enfermera y directora de Enfermería. Orgullosa de su equipo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s