Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima

Blog de salud del hospital del grupo sanitario Vithas en Galicia

Se puede vivir sin gluten

1 comentario

El 27 de mayo es el Día Nacional del Celiaco y son diversas las actividades que organizaciones de enfermos e instituciones celebran para llamar la atención sobre esta enfermedad. Desde el Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima el especialista en el Aparato Digestivo y Endoscopia Juan Ramón Pineda Mariño nos explica qué es, cómo se diagnostica, qué consecuencias tiene y cómo se puede vivir con esta enfermedad.

Celiaco

El 27 de mayo es el Día Nacional del Celiaco

La enfermedad celiaca, celiaquía o enteropatía sensible al gluten es la principal enfermedad autoinmune cuyo origen es claro: una intolerancia permanente al gluten que ocasiona una inflamación de la mucosa del intestino delgado. El gluten está presente en la cebada, el trigo y el centeno.

En las personas que tienen este tipo de intolerancia, el organismo reacciona atacando a las células sanas, ocasionando lesiones en el intestino delgado y dificultando la natural absorción de vitaminas, minerales y el resto de nutrientes de los alimentos.

Hace años se creía que esta era una enfermedad fundamentalmente infantil. Sin embargo, la mejora de los métodos diagnósticos ha provocado un notable aumento en el diagnóstico de adultos con esta enfermedad.

De hecho, hoy en día, la Federación de Asociaciones de Celiacos de España calcula que el uno por ciento de los residentes en España no tolera el gluten, lo que le convierte, junto a la intolerancia a la lactosa en una de las dos afecciones intolerantes más frecuentes. Afecta, aproximadamente, al doble de mujeres que a hombres.

Síntomas

Una de las dificultades que plantea esta enfermedad es que tiene síntomas muy diferentes, en función de la edad, pero los más frecuentes son la pérdida de apetito (y consecuentemente de peso), vómitos, diarrea, distensión abdominal, pérdida de masa muscular, anemia o alteraciones del estado de ánimo.

Así, en los niños, los síntomas más comunes varían entre la astenia, introversión, retraso en el crecimiento, fragilidad en el pelo, anorexia, o hipotrofia muscular en muslos, nalgas y brazos.

En la adolescencia, la enfermedad puede ocasionar, también, cefaleas, hepatitis, anemia, estreñimiento, dermatitis atópica, estomatitis, retraso puberal, dolor abdominal, o artritis crónica juvenil.

Ya en la edad adulta, además de los síntomas comunes, la enfermedad celiaca se puede manifestar con estreñimiento, astenia, inapetencia, depresión, cáncer digestivo, osteoporosis, menopausia precoz, aborto, infertilidad, o colon irritable.

En cualquier caso, la presencia de estos síntomas no implica necesariamente que se padezca la enfermedad celiaca, sino que debe de ser un médico especialista quien le diagnostique la enfermedad.

Para diagnosticar con seguridad la enfermedad celiaca hay que contar con un análisis de sangre y una gastroscopia con toma de una biopsia del intestino delgado, que es el método más eficaz para confirmar esta enfermedad. También hay que tener en cuenta que se trata de una enfermedad hereditaria, por tanto, la historia clínica del paciente es, también, clave en este tipo de diagnósticos.

Tipología

Pero, ¿son todas las celiaquías iguales? No.

Existen cinco tipos de enfermedad celiaca claramente definidos: clásica, monosintomática, silente, latente, potencial y refractaria.

La enfermedad celiaca clásica es la  que presenta los síntomas más claramente, sobre todo, en los niños de entre 9 y 24 meses; cuando aparece en la adolescencia o en adultos, los síntomas digestivos están o en un segundo plano o ausentes,  y se manifiesta, sobre todo, como dolor abdominal, hinchazón abdominal fluctuante, malas digestiones, síntomas de reflujo gastroesofágico y alteración del hábito intestinal. De hecho, es muy típico que en un mismo paciente las reacciones al gluten varíen con la edad.

La enfermedad celiaca silente no presenta síntomas, aunque sí lesiones. Muchos de estos pacientes están sin diagnosticar y sólo son detectados en unas pruebas que se les realicen a familiares de celiacos.

Sin embargo, la enfermedad celiaca latente se caracteriza por la ausencia de lesiones en la mucosa duodenoyeyunal. En algún momento de su vida ha presentado, o podría presentar lesiones en la mucosa y síntomas típicos de esta enfermedad.

En el caso de las personas que padecen enfermedad celiaca potencial supone que no han tenido alteraciones características de la enfermedad, pero padece un alto riesgo de desarrollarla.

Y por último los pacientes con enfermedad celiaca refractaria son los que, aún seis meses después de retirar el gluten de su dieta, siguen presentando síntomas propios de la celiaquía.

¿Se puede prevenir?

Como sucede en muchas ocasiones en Medicina, la respuesta a esta pregunta no es ni un sí ni un no rotundo. Desde luego, no hay estudios que demuestren fehacientemente que se puede prevenir la aparición de la enfermedad celiaca, pero sí los hay que relacionan, en cierta medida, la edad en la que se introduce el gluten en la alimentación del bebé con la aparición de esta enfermedad.

Por tanto, sí parece claro que los niños amamantados con leche materna durante, al menos, los seis primeros meses de vida, tal y como aconseja la OMS, tienen menos posibilidades de desarrollar esta enfermedad.

El Hospital Universitario de Leiden, en Holanda, está desarrollando una investigación en la que propone prevenir la enfermedad con una dosificación controlada del gluten unida a la lactancia materna, ya que, ningún bebé nace celiaco.

Actualmente, el principal, por no decir único tratamiento, es mantener una dieta sin gluten. En este sentido, los médicos recuerdan que el gluten no es una proteína imprescindible para el ser humano y su aporte energético puede ser sustituido por otras proteínas de origen animal o vegetal.

Ante la duda, es mejor analizar un alimento para contrastar si tiene o no trazas de gluten, tal y como hace la División de Medio Ambiente y Bromatología del Laboratorio VithasLab Lema&Bandín, con sede en Vigo.

 

Anuncios

Un pensamiento en “Se puede vivir sin gluten

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s