Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima

Blog de salud del hospital del grupo sanitario Vithas en Galicia

La maternidad en mujeres de edad reproductiva avanzada. Reflexiones de una ginecóloga.

Deja un comentario

Afortunadamente, en las sociedades desarrolladas aumenta la esperanza de vida de hombres y mujeres y, también afortunadamente, esa vida es cada vez de mayor calidad. Sin embargo, una cosa es la edad física y otra la edad reproductiva. La maternidad en mujeres de edad reproductiva avanzada gracias a tratamientos de reproducción asistida es un tema de vigente actualidad y objeto de debate desde el punto de vista médico, ético y social. Sobre ello reflexiona en este post la directora de Vithas Fertility Center de Vigo, la unidad de reproducción asistida del Hospital Vithas Fátima, Maribel Rivas Rodriguez.

Es innegable que, en la sociedad actual con el aumento de la esperanza y la calidad de vida, con la incorporación de la mujer al mundo laboral y sobre todo con los cambios sociales que han fomentado la aparición de nuevos modelos de familia, la maternidad se retrasa cada vez más.

Muchas mujeres buscan su primer embarazo más allá de los 40 años y algunas ya en la década de los 50. Todo ello, en gran parte de la mano del desarrollo de las técnicas de reproducción asistida ya que son edades en las que una mujer no suele ser ya fértil de forma natural, pero si puede conseguir una gestación gracias a estas técnicas.

Todo ello abre un gran debate y nos surge una clara pregunta: ¿Debemos poner un límite a la edad en que una mujer puede someterse a una técnica de reproducción asistida?

La Ley de Reproducción Asistida de nuestro país (Ley 14/2006, de 26 de mayo) no pone ningún límite de edad. Se limita a decir que deben realizarse solamente cuando haya posibilidades razonables de éxito y no supongan ningún riesgo grave para la salud física o psíquica de la mujer o de la posible descendencia.

Los estudios publicados sobre los riesgos de la gestación en mujeres mayores (entendido por mayores de 40 años) indican una mayor incidencia de complicaciones en la gestación como trastornos hipertensivos asociados al embarazo, diabetes gestacional, hemorragia posparto, cesárea, recién nacidos con bajo peso o muerte perinatal que en el grupo de mayores de 45 años puede llegar al 10/1000 (diez veces más). Aun así, la mayor parte de los embarazos terminan con un recién nacido sano.

Evidentemente estos riesgos se multiplican en caso de que la gestación sea múltiple incluidos los gemelos y en el caso de que la mujer tenga alguna patología de base como la hipertensión arterial, la obesidad o la diabetes, que por otro lado empiezan a ser más frecuentes en este grupo de edad.

La mayoría de las Unidades de Reproducción de nuestro país no realizan tratamientos en mujeres de más de 50 años por todo lo anterior y porque a mayor edad siempre más riesgo.

A mayores de estas consideraciones puramente médicas está la consideración ética y social sobre el derecho del futuro niño a tener unos padres con una edad suficientemente “joven” para educarlo y criarlo con salud y minimizar el riesgo de dejarlo huérfano.

Es cierto que la esperanza de vida ha aumentado y la media de la mujer está en 82 años, pero la probabilidad de muerte aumenta exponencialmente en cada década de la vida a partir de los 40 años, siendo del 5% en la década de los 50, del 10% en la década de los 60 y del 29% en la década de los 70.

No sólo se trata de que tenga unos padres vivos si no con la salud y vitalidad necesarias para atenderlo en todas las etapas de su vida hasta la vida adulta.

Por todo ello en nuestro Centro de Reproducción no realizamos tratamientos en mujeres mayores de 50 años, y para evitar la realización de criotransferencias embrionarias más allá de este límite de edad intentamos realizar los ciclos iniciales de FIV o de ovodonación antes de los 48 años.

Ello no quiere decir que no pueda existir cierta flexibilidad dado que la medicina no es una ciencia exacta y los médicos debemos individualizar caso a caso, pero siempre marcando unos límites.

Además, en mujeres de más de 45 años realizamos solo transferencias de embrión único para evitar la gestación múltiple y contraindicamos el tratamiento si existe alguna patología de base como hipertensión arterial o diabetes gestacional o algún antecedente médico que aumente aún más el riesgo de esa gestación.

No debemos olvidar que el objetivo no es conseguir un embarazo si no que dicho embarazo termine con el nacimiento de un niño sano y con una madre también sana.

img_1845-isabel-rivas-rodriguez

 

 

 

 

 

 

 

 

Dra. Maribel Rivas Rodríguez
Directora de Vithas Fertility Center
Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s