Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima

Blog de salud del hospital del grupo sanitario Vithas en Galicia

Ojo seco: una enfermedad de la lágrima más compleja de lo que parece

2 comentarios

El ojo tiene que estar permanentemente bien hidratado. Por eso parpadeamos. Cuando no es así, se produce el síndrome de ojo seco, una enfermedad de la lagrima que es mucho más compleja y con consecuencias más graves de lo que se puede pensar tras esta sencilla explicación.

El ojo seco afecta, aproximadamente, a una de cada cinco mujeres, y, en mucha menor medida, a los hombres. Por ello, la doctora Yerena Muiños Díaz, oftalmóloga especialista en Oculoplastica y Oncología Ocular del Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima nos ayuda a profundizar en esta patología.

El ojo seco es, más concretamente, una consecuencia multifactorial de un problema en la producción de lágrima. Puede ser un defecto de producción -cuando el ojo produce una cantidad insuficiente de lágrima-; o de evaporación, que se produce cuando, a pesar de producir una cantidad suficiente de lágrima, se evapora. Hay un tercer grupo de pacientes, en el que se dan ambas causas: se produce poca lágrima y además, ésta se evapora del ojo.

Si nos adentramos más en la composición de una lágrima, quizás entendamos mejor este problema. Cada lágrima está compuesta por tres capas. La más próxima al ojo es la mucosa, en contacto con la cornea y compuesta por un componente mucínico para adherirse al ojo; una segunda parte acuosa, en el medio, que facilita la distribución de la lágrima y la hidratación de la córnea; y una tercera parte, la lípídica, compuesta por diversos componentes grasos, y que es la que más frecuentemente falla en los casos de ojos secos que se registran en el entorno gallego.

La Dra. Muiños explica el problema de la capa lípida con un ejemplo gráfico: Cuando rociamos un cristal con agua se puede ver a través del cristal. Sin embargo, en el momento en que el agua deja de correr, la visión se empaña y se hace más dificultosa.

Síntomas

El ojo seco cursa con molestias inespecíficas, como : sensación de cuerpo extraño, pinchazos ocasionales, ardor, escozor, arenillas, molestias o sensación de escozor al realizar trabajos visuales o utilizar pantallas, aumento de la sensibilidad a la luz, visión borrosa o dificultad para enfocar, mala tolerancia de lentillas, lagrimeo (compensatorio a la insuficiencia ), etc.

El número de veces que pestañeamos depende de muchos factores (edad, actividad, temperatura ambiental, partículas en suspensión…) pero como media, cada persona en condiciones normales parpadea entre 15 y 20 veces por minuto. Si sistemáticamente pestañeamos mucho más de 30 veces por minuto, es mejor acudir a un especialista; especialmente si es necesario parpadear para fijar la vista en un punto en concreto.

Esta recomendación de acudir al oftalmologo es todavía más importante en el caso de las mujeres, especialmente a las menopáusicas, ya que esta patología suele estar asociada al Síndrome de Sjögren, una enfermedad crónica autoinmune que produce sequedad de ojo, boca, mucosas y vagina.

Las consecuencias de este ojo seco están en dificultades de la visión, pero puede desencadenar en otras patologías más graves, alteración de la córnea, ulceraciones crónicas, alteraciones irreversibles en la conjuntiva, inflamaciones crónicas del segmento anterior.

Tratamiento

Aunque cada caso es distinto y hay que estudiarlo por separado, hay dos tipos de tratamiento: el de reposición y el quirúrgico.

El tratamiento de reposición consiste, precisamente, en reponer la falta de lágrima o en incrementar la calidad de la misma a través de lágimas artificales. En estos casos, la reposición de lágrima tiene que ser periódica y, en los casos más graves, puede llegar a ser varias veces a la hora.

En los casos que requieren mucha reposición o la calidad de la lágrima lo permite se puede proceder a una obstrucción mecánica reversible (mediante tapones de silicona) del conducto lacrimal para incrementar la permanencia de la lágrima en el ojo y de esta manera intentar disminuir la instilación de lágrimas e incrementar la hidratación mas permanente del segmento anterior, pero siempre debe de mantenerse el tratamiento con lágrima artificial. 

Anuncios

2 pensamientos en “Ojo seco: una enfermedad de la lágrima más compleja de lo que parece

  1. Muy interesante y completo este artículo, es importante mantenerse informado de este tipo de problemas. En los tiempos que corren, cada vez pasamos más tiempo delante de las pantallas y eso pasa factura a nuestra vista.
    ¡Muchas gracias!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s